Horario: Lun - Vier: 9.00 - 14.00 / 17.00 - 20.00. Sáb: 9.30 - 13.30 Teléfono: 964 21 89 18 info@farmaciasergiomarco.com MI CUENTA

Dermatitis y piel atópica: ¿Qué es y a quién afecta?

Dermatitis y piel atópica: ¿Qué es y a quién afecta?

La dermatitis o piel atópica se reconoce fácilmente por una sequedad extrema que provoca descamación e irritación en la piel. La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que conlleva un picor severo y las consecuentes molestias en aquellos que la padecen.

¿Puedo tener dermatitis?

Por norma general, quien padece dermatitis o piel atópica es por una condición genética. Aunque bien es cierto que existen otros factores externos que pueden desencadenar la dermatitis, como la contaminación o el estrés.

Otros grupo de riesgo que sufre esta dolencia, son los niños y bebés, que en ocasiones prolongan esta enfermedad hasta la edad adulta. La dermatitis atópica se suele manifestar con unas manchas rojas en el rostro, manos y articulaciones; y la piel se seca continuamente provocando picores molestos en el niño.

En ocasiones esta enfermedad es más propensa a hacer su aparición en pieles secas. Esto se debe a que la capa externa de la dermis se vuelve más vulnerable y permeable, debilitando la barrera natural que nos protege de la entrada de alérgenos y bacterias. Por otro lado, la dermatitis puede tener su origen en los alérgenos alimentarios, que pueden provocar episodios de erupciones e irritaciones de la piel, aunque en la mayoría de los casos no exista una alergia alimentaria específica.

¿Cómo se trata la dermatitis o piel atópica?

La piel atópica por causas genéticas es imposible de prevenir, pero es imprescindible un tratamiento preventivo en este tipo de pieles desde edades muy tempranas con el fin de impedir una agravante de la enfermedad. Se debe tomar como costumbre la hidratación continuada con cremas muy hidratantes y emolientes; ya que son muy beneficiosas para controlar la dermatitis. Además, no se debe abusar de una temperatura elevadas en las duchas y evitar jabones con parabenos o agresivos para pieles sensibles/atópicas. Como recomendación, se deben evitar las prendas con tejidos irritantes como la lana y el nylon y se debe eliminar el uso de detergente para el lavado de la ropa.

En determinados casos con episodios de dermatitis aguda, debemos acudir a un especialista para un tratamiento específico, que dependerá del nivel del brote. El tratamiento consistirá en aplicar corticoides tópicos en la zona afectada con el fin de aliviar la inflamación y picor, y en los casos más graves se opta por un tratamiento oral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies